Un año

9df42c4c0dc29b1ac47bd147e44098f0

La semana pasada el bebé chilaquil dejó de cumplir meses, ya tiene un año. Nosotros un año de papás.

Viendo hacia atrás han pasado muchas cosas y es una sensación difícil de describir porque se pasa muy rápido, pero hay momentos que se hacían largos.

Recordar, por ejemplo, las horas del primer mes, donde dormíamos 20 minutos y cada toma de leche duraba de 45 min a una hora me hacen pensar que en ese momento, nada se me pasaba rápido.

Recordar cuando no sostenía su cabecita, no se giraba, no se sentaba, etc. Son momentos que duran poco, pero que cuando los estás viviendo parecen largos, porque te recuerdan que aunque ya no los tienes en el vientre los sigues teniendo pegaditos a ti, dependen por completo.

No sé si a todas, pero a la mayoría sé que eso nos da un poco de temor.

Llegues como llegues a la maternidad el saberte completamente responsable de un ser, intimida.

Esos momentos que se hacen largos, pasan. Empiezan los días más movidos, las gateadas, las caídas, los primeros pasos, palabras, etc. La leche va perdiendo protagonismo, empiezan a comer de todo, a comer solos, a tener preferencias.

Frente a nuestros ojos se va gestando una personalidad única. Que claro que es un gran reflejo de nosotros, pero tiene mucho de ellos y no lo determinamos a nuestro gusto.

Después de 9 meses de gestación y un año de maternidad voy teniendo claro que jamás estaré segura de nada y que esa sensación es la que me hace a diario buscar información, alternativas y sobretodo, buscar por dónde ir.

Un año de mamá me ha enseñado

  • Que se necesita mucho apoyo
  • Que es indispensable confiar en el pediatra
  • Que es bueno escuchar a los abuelos
  • Que todos nos equivocamos
  • Que el cansancio es peligroso
  • Que hay que dejarlos experimentar
  • Que se trata de ensayo-error
  • Que se puede alimentarlos naturalmente
  • Que se vale ser distintos
  • Que hay que simplificarse
  • Que no se puede dar gusto a todos
  • Que hay que confiar

Sin confianza, criamos hijos desconfiados y queremos todo lo contrario.

Deseamos que nuestros hijos sean felices, seguros. Independientemente de las dificultades que enfrenten que se sepan capaces y queridos.

Claro que durante el año enfrentamos muchas dificultades, pero la mayoría de los retos eran por ser cosas nuevas.

A diario seguimos despertando con nuevos retos, dando pasos distintos, conociendo alternativas y ajustándolas a nuestra realidad, por eso es que el camino apenas empieza y ahora los pasos los damos con más firmeza.

Gracias a todos que durante este año nos apoyaron a papá chilaquil y a mi mientras íbamos debutando como papás, gracias a tod@s quienes me leen, que sin conocerme me dejan sus comentarios, dudas y opiniones respecto a lo que desde acá les comparto, aunque no lo crean se siente muy bien el saber que hay quienes se identifican con nuestras elecciones.

Y a partir de ahora les adelanto más publicaciones que les den una idea de cómo va siendo nuestra rutina ahora. A qué retos nos vamos enfrentando y cómo intentamos sortearlos.

Por lo pronto y antes de que se termine el mes, le deseamos de nuevo ¡¡feliz cumpleaños!! al bebé chilaquil.

Gracias por leer.

Ilustración de Ingela, en pinterest.

Un comentario en “Un año

  1. analauralanda dijo:

    feliz cumple chilaquilín! feliz cumple papá y mamá chilaquiles! un año no es fácil para ninguna situación, pero el primer año de un hijo yo creo que es el mayor reto de todos 🙂 Abrazotes y a darle, porque se va a poner mejor jiji

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s